jueves, 12 de julio de 2018

Un tratado odontológico con raíces alcarreñas

Un nuevo volumen de la colección de libros “Clásicos de la Odontología Española” se suma a los ya editados. Hace este el número 8, y ofrece la gran obra (impresa en 1799) del científico campiñera (era natural de Alovera) Félix Pérez Arroyo. El título de la obra, que Aache nos ofrece en un limpio facsímil, es “Tratado de las operaciones que deben practicarse en la dentadura y método para conservarla en buen estado”, y suma un total de 276 páginas, en cuarto mayor, ofreciendo un estudio previo, como en los otros libros de esta colección, del académico y profesor doctor Francisco Javier Sanz Serrulla, que suma con este más méritos a su ya dilatada carrera investigadora en la Historia de la Medicina española.
Con una encuadernación lujosa, la obra muestra primeramente los datos que Sanz Serrulla aporta, -y son muy numerosos e inéditos- sobre el quehacer y la obra de Pérez Arroyo. A continuación, la obra entera, que fue por primera vez editada, a costa del autor, en Madrid, ern la imprenta de Franganillo, en la calle del Baño. Culmina con una serie de cuatro grandes láminas, desplegables, en las que se muestran con preciso dibujo y grabado, los materiales quirúrgicos y odontológicos ideados por el campiñero Pérez Arroyo para sacar adelante los problemas de la dentadura de sus pacientes.
El libro tiene por ISBN el 978-84-17022-62-4, aparece con el sello de AACHE, editorial alcarreña que en este 2018 cumple los 30 años de su existencia, dedicados todos ellos a editar y promover la cultura escrita de Guadalajara, y el coste es de 24 €., el ejemplar, pudiéndose adquirir desde aquí mismo, simplemente haciendo doble click. AQUÍ.

miércoles, 9 de mayo de 2018

Viaje alrededor del Quijote

Antonio del Rey Briones: “Viaje alrededor del Quijote”. Aache Ediciones. Colección “Tierra del Quijote” nº 6. Guadalajara, 2018. 266 páginas. ISBN 978-84-17022-60-0. PVP.: 15 €.

Nuevo aporte a la Colección “Tierra del Quijote” que Aache va aumentando gracias a los escritos de gentes que analizan a fondo los elementos (geográficos y literarios) que giran en torno al Caballero de La Mancha. En este caso, el aporte llega de la smanos del profesor Antonio del Rey, un experto en literatura española de todos los tiempos, profesor de la materia en la Universidad de Alcalá, y analista concienzudo de cuanto mira. En este caso, monta una historia en torno al Quijote consistente en dos valores, el viaje físico por la Mancha y los caminos quijotescos, sumado del viaje analista de sus significados.

El autor narra a través de cinco personajes, el viaje y los comentarios. Cecilia, la narradora, se ayuda de su padre Leonardo, y de una amiga de éste, Carlota. Y sirve de guía y luz a dos americanos que le llegan para aprender: Agnes y Yago. Todos salen de Madrid, y van a Alcalá de Henares primero, luego a Valladolid, y más tarde se reparten por la Mancha visitando Puerto Lápice, El Toboso, Argamasilla de Alba, Ruidera y Montesinos, pasando también por Esquivias.

Pero no es el relato viajero lo que prima en este libro. Tema por demás tratado. Sino el viaje literario en torno, primero, a Miguel de Cervantes, de quien entre todos trazan una completa y lúcida biografía, justa y medida: entre todos tejen esa visión vital del genio que resulta clara y entretenida. Ya solo por ese capítulo inicial merecería la pena el libro.

Pero van mucho más allá. Hablan luego de la génesis del libro, de su composición, de los personajes, d ela técnica narrativa (desde muchas perspectivas, algunas inéditas), de la representación de la realidad en las páginas del Quijote, de su estilo, de los lectores (cuantos, quienes, cuando…) que ha tenido: los coetáneos, los románticos, los contmeporáneos. Y, en fin, examina el libro cervantino a través del tiempo, y su universalidad.

El libro de Antonio del Rey alcanza su “sencilla complejidad”  si lo definimos como “una larga charla en torno al Quijote y sus significados”. Es un libro completo, coral, armónico, muy educativo y didáctico, pero también erudito (sin utilizar notas a pie de página, ni bibliografía alguna). Es más, este libro se constituye por sí mismo, y con tofa naturalidad, en una sustancial e imnprescindible bibliografía para cuantos quieran saber más de él. Se crea a sí mismo ese valor.

Todos los cervantistas consumados, quienes quieren aprender más, captar nuevos matices, enriquecer de algún modo su experiencia quijotesca, deberán acudir a las páginas de este “Viaje alrededor del Quijote” que nos entrega, con su naturalidad y saber habituales, el profesor manchego Antonio del Rey. Un lujo haberle conocido, y haber leído esta obra, que es suma de todo cuanto antes ha hecho sobre el tema.

martes, 24 de abril de 2018

Abecedario imaginario


Juan Pablo Mañueco: "Abecedario imaginario". Aache Ediciones. Guadalajara, 2017. Colección "Cantil de Cantos" nº 14. 88 páginas. PVP.: 10 €.

El Abecedario Imaginario de Mañueco llega como un libro revelación. Algo diferente a lo que hasta ahora este prolífico autor había hecho. Y algo que nos desvela parte de su rica personalidad.
Podría calificarse este libro (al primer vistazo, a la primera lectura) como un libro infantil, dedicado a ser leido a los niños, y quizás con una adecuada ilustración para ello hubiera sido perfecto.
Pero cuando uno circula por sus páginas, y avanza por el texto encadenado de versos, de romances… se da cuenta de que hay algo más. Es un ejercicio de cultura antigua, de juego con las palabras, de metamorfosis continuas, en las que tanta importancia tiene el ritmo locutivo, como la sonoridad y la sorpresa. Un libro, en suma, genial y estupendo. De los que termina uno de leer con una sonrisa en la cara.

Conviene explicar, en todo caso, de que va este Abecedario Imaginario. Tiene varios cometidos.
El primero es rendir homenaje, en el año del centenario de su nacimiento, a Gloria Fuertes. Y de paso rememorar a otros cuentistas de la antigüedad, tal que Tomás de Iriarte y Félix María Samaniego.
El segundo es demostrar el dominio de las estrofas, que Mañueco crea, reforma, y santifica con facilidad. Se le podría denominar “el caballero de la estrofa”, porque aporta nuevas (ha creado varias en los últimos tiempos) y perfecciona las exsitentes.
En este libro, ofrece algunos ejemplaos de su castellana, de su soneto alcarreño y de su victoriola. También hay octavas olas o coplas alcarreñas. Pero lo que domina el libro es el “Romance Doble” una serie indefinida de versos octosílabos, rimando entre ellas los versos pares, pero también los impares riman entre ellos, con tendencia a hacerlo en consonante. Un dominio absoluto de la forma, pero con un contenido alegre y de grandes dimensiones.
El tercer objetivo de este libro es alcanzar el mundo imaginario del niño a través del Alfabeto. Su contenido son cuarenta poemas, justificados en las 27 letras del alfabeto castellano, más algunos signos dobles. Y así empieza el primer poema por la “A” de Abeja, sigue por la “B” de Burro, continúa por la “C” de Caballo y prosigue por la “D” de Dromedario. Así hasta el final.
Cuando llega a la “G” se centra en Guadalajara. Y aquí se derrama en la memoria y loa del Cuenta Cuentos de nuestra ciudad.

Un libro, este Abecedario Imaginario, que debería ser utilizado en todos aquellos lugares donde a la infancia se quiere poner fácil lo de aprender a leer, lo de gustar las formas poéticas, lo de divertirse con un poso neto de cultura.
Es este un libro al que vemos, una vez concluida esta primera edición, saliendo en tromba por Ferias  yFestivales, bien ilustrado, y siempre sonoro, que e slo que pretende el autor, Juan Pablo Mañueco, con esta décimocuarta entrega de su “Cantil de Cantos” a cuya serie pertenece como segunda addenda.

miércoles, 11 de abril de 2018

Sigüenza y alrededores


Herrera Casado, A.; Monés Pons, I: “Sigüenza y alrededores”. Aache Ediciones. Guadalajara, 2018. Colección “Tierra de Guadalajara” nº 103. 136 páginas, numerosas ilustraciones a color. Tamaño 13,5 x 21 cms. ISBN 978-84-17022-57-0. PVP: 15 €.

Aumenta la serie de Tierra de Guadalajara con un precioso libro que es tanto literario como artístico. Se trata de una obra en la que los comentarios del cronista Herrera, en torno a edificios, ámbitos, personajes y lugares de Sigüenza y su comarca, se complementan uno a uno con otros tantos dibujos del artista Monés, perfilando en común una obra que tiene el interés de lo que se muestra escrito con la sorpresa de lo que a su lado aparece dibujado.

Aparte de un breve prólogo introductorio y explicativo, y de unas cuantas frases del dibujante explicando sus motivos, el libro está dividido en cinco partes, aunque sin solución de continuidad entre ellas, notándose el cambio solamente por el icono que encabeza cada texto.

Estas partes son las dedicadas a:

  1. Edificios románicos de Sigüenza y su entorno
  2. Castillos, el de Sigüenza y los de la comarca
  3. Acontecimientos históricos en Sigüenza
  4. Patrimonio monumental de la ciudad y aledaños
  5. Destellos de la naturaleza y la nostalgia

Entre los textos/dibujos, aparecen edificios tan notables como la propia catedral seguntina, sus campanas, su sacristía de las cabezas, o la escultura yacente del Doncel. Y entre los hechos históricos figuran la prision de doña Blanca reina de castilla en el alcázar, la llegada de los Reyes Católicos a la ciudad mitrada, y, especialmente, el tema de la visita de Miguel de Cervantes a Sigüenza visitando la escultura donceliana.

En cuanto a los castillos, están lo típicos, incluidas algunas pequeñas torres vigías de la zona; en el románico aparecen templos como el de Albendiego, el de Carabias, o las portadas de Santiago y San Vicente; enel patrimonio surgen fuentes, conventos y portalones de la muralla. Y, finalmente, en la Naturaleza, no se olvidan los autores de pasarse por La Cabrera, de entrar en el Pinar, de evocar la Plazuela de Hijes, y de llegarse a las ruinas de la fábrica de cerámicas de Alcuneza.

Isidre Monés, que está reconocido como uno de los más veteranos y polifacéticos artistas del dibujo en España, se crece ante la posibilidad de retratar a Sigüenza y alrededores en todas las perspectivas posibles. Usa para ello numerosas técnicas diferentes, como nos explica al inicio: grafito, aguada, pastel, acuarela, óleo, y varias más con las que consigue visiones inéditas de esta tierra impar.

Herrera Casado, por su parte, y alejado de erudiciones y notas, de interpretaciones y visiones de conjunto, se entretiene en esbozar lo esencial de cada tema, desde la caza del conejo en Campisábalos, a las romerías de Barbatona, o desde el Arco de Arrebatacapas de Atienza, al significado de las gárgolas de la catedral. Todo en pequeñas dosis (texto e imágenes) que así entretienen, asombran y, sobre todo, animan al lector a echarse al monte, a irse hacia Sigüenza, a recorrer sus calles, y visitar sus pueblos. Una tarea que, en nuestra opinión, consiguen perfecta.

sábado, 7 de abril de 2018

La España de Cela

García Marquina, Francisco: “La España de Cela”. Aache Ediciones. Colección “Letras Mayúsculas” nº 47. Guadalajara, 2018. Páginas 262. Tamaño 13,5 x 21 cms. ISBN 978-84-17022-55-6. PVP: 15 €.

De nuevo nos ofrece García Marquina, el gran estudioso y conocedor de la vida y la obra de Camilo José Cela, unas cuantas reflexiones sobre el escritor gallego, de quien hace dos años, al cumplirse el centenario de su nacimiento, publicó (también en AACHE Ed.) su obra cumbre “Cela, retrato de un Nobel”.
Ahora, y ya en la tranquilidad de las relecturas, de los análisis objetivos, de las valoraciones desenfadadas, Marquina se enfrenta a un pequeño reto, impuesto por sí mismo: buscar la huella de España y los españoles en la obra de Cela. No ha sido difícil, porque toda ella está impregnada de esas premisas. Cela se siente español (antes que gallego) y se siente humano (antes que la crítica lo divinizase, en su día, cuando el Nobel). Hoy Cela está muerto, la españolidad es un plato vacío, y la crítica se ha olvidado casi al completo de él. Pero aún queda un devoto, un estudioso, un analista sin cansancio: Francisco García Marquina se acerca a la hondura de la obra literaria y cultural de C.J.Cela. Y nos dice lo que piensa de ella.

A lo largo de 76 entradas, a modo de breves análisis / artículos, Marquina nos ofrece aspectos claves de la visión que Cela tiene de España, y de su maquinaria literaria, en profundidad. Las iniciales versan sobre temas más conocidos, resúmenes de sus libros de viajes, análisis del “Viaje a la Alcarria”, la visión de Galicia, su sentido del vagabundeo, la sencillez de un libro, y el coleccionista de decires. Las otras van de aspectos más puntuales, pero todos desveladores del escribir celiano: costumbres perdidas, su idea de España, la República y la Guerra Civil en su obra, visión de la mujer, de los niños, de los minusválidos, de los prepotentes, de las autoridades y de las gentes marginales.


Esta obra que es enciclopedica sobre el sentir hispano de Cela, no tiene desperdicio. Al menos la variedad está asegurada, y el desgrane de frases, de anécdotas y de posturas está muy bien llevado. Hay un artículo que puede simbilizar perfectamente la intención de este libro de Marquina sobre la literatura celiana. Es el que que aparece en la página 93 y siguientes, “El arte de ver y contar” donde pudiera decirse que se resume la intencion del Nobel español, de hacer una literatura clara y sencilla, directa, utilizando para ello la más compleja carga de la artillería léxica. Ahora lo que importa es leer este nuevo libro de Marquina, un libro de ensayo literario, un libro que trata, fundamentalmente, de España y de sus gentes.

lunes, 2 de abril de 2018

Cuentos médicos


Edición y antología del profesor Antonio del Rey
Aache Ediciones de Guadalajara
Colección “Letras Mayúsculas” nº 44
272 páginas, ilustraciones.
ISBN: 978-84-17022-47-1

Con un argumentario común, en el que la enfermedad, las historias de médicos y las de los enfermos se entretejen entre sí, el profesor del Rey ha seleccionado 25 cuentos universales, desde la Edad Media hasta nuestros días, con esta temática. Los autores de los cuentos, todos breves, son primeras filas de la literatura universal, desde Antón Chejov a Pío Baroja, desde Ana María Matute a Leon Tolstoi.
La antología presenta antes de cada cuento una breve reseña biográfica del correspondiente autor. En ellos se desmenuza con valentía y pasión las circunstancias del enfermar, del curar, del sobrevivir a pesar del implacable tesón de la naturaleza por acabarnos.
El libro está auspiciado en su edición por el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Guadalajara, que con esta obra quiere divulgar la imagen de los médicos y su quehacer a lo largo de los tiempos.
El libro es una suma de relatos a cual mejor escrito, mejor argumentado y emocionante. La esencia de la literatura universal se asoma a sus páginas, ofreciendo relatos que interesan, y que pueden irse leyendo a sorbos, sin prisas, saboreando cada frase y cada situación. Entre los autores reunidos figuran españoles como Pío Baroja, Ramón Gómez de la Serba, Pedro Mexía o Santiago Lorén. Y entre los internacionales, desde Dino Buzzati (con su “Siete plantas”, el origen de todo) hasta Edgar Allan Poe, pasando por Antón Chéjov, León Tolstoi, cortázar y Rubén Darío. Una gozada de lectura, un primer paso para lanzarse a la gran literatura de los cuentos, que nos espera.

domingo, 1 de abril de 2018

Don Quejote Coné, un salvador de la humanidad, en nuestra provincia

Díaz González, Luis Miguel: “El ingenioso Quijote de nuestro siglo don Quejote Coné”. Aache Ediciones. Colección “Letras Mayúsculas” nº 45. Guadalajara, 2018. 288 páginas. Numerosas Ilustraciones. Prólogo de Pedro Villaverde Embid. ISBN 978-84-17022-56-3. PVP:: 18 €.

Genial, divertido, original, entretenido, con carga filosófica de trasfondo que invita a la reflexión sobre nosotros mismos y esta sociedad. Así es ‘Don Quejote Coné’, libro que cuenta las aventuras que vive Quintín Elvigoraco, el Quijote de nuestros tiempos, un hombre convertido en telespectador obsesivo gracias a la docena de televisiones de que dispone en casa, que considera que las personas, buenas por naturaleza, han recibido a través de la pequeña pantalla mensajes nocivos. Lo llama idiotización. Confuso y vacío, contempla, además, con estupor las redes sociales y se acerca a la filosofía zen, así como a  libros de la otra vida, a pensadores, poetas y místicos diferentes, sintiendo la obligación de salvar la humanidad. Lo hace, o al menos lo intenta, acompañado de Peloescombro, una especie de Sancho Panza, que lejos de ser un criado o escudero, es un hombre ilustrado, un tanto fuera de sus cabales, entrometido y chivato, con una personalidad que contrasta y choca con la suya. 

El texto, una particular forma de rendir homenaje a la obra culmen de la literatura universal, comparte la esencia del caballero aventurero, noble e idealista, que ve el mundo con ojos distintos a los de los demás y quiere transformarlo según su interpretación. Si el Quijote se había vuelto loco leyendo libros de aventuras y distorsionaba la realidad, don Quejote se presenta como el cuerdo, eso sí excéntrico, para cambiar una sociedad enloquecida o trastornada por esa carga de información venenosa recibida. Se trata de abrir los ojos a la humanidad. Dulcinea, recurso retórico que utiliza Miguel de Cervantes, es sustituido por una antigua amante, Carlota, y una desatenta madre, Eufemia. Además Quintín cree en una pareja de santos de nuestro tiempo, sus Eremitas de Henarejos, y admira a Cirigallote, un personaje poco diplomático, crudamente espontáneo y de palabra sincera y osada. 

Un rasgo a tener en cuenta en la personalidad de Don Quejote es su capacidad de dudar y la volubilidad. A lo largo del libro le veremos presentarse como un batallador de ánimo irrefrenable, pero también como un luchador agotado a las fuerzas de la vida y un místico envuelto en una ternura imposible. 

El protagonista, Quijote en un escenario muy distinto al que describió Miguel de Cervantes, vive en la provincia de Guadalajara su particular periplo. Así le vemos enfrentarse a la burocracia para constituir una asociación benéfica del espíritu, a la que llama ‘Quejemos’, y posteriormente en trifulca con unos gitanos que terminan siendo sus amigos, con los que comparte una boda multirracial y  llegan a curarle de la paliza recibida a manos del guardaespaldas de un alcalde corrupto al que se enfrenta, el de un pueblo de cuyo nombre no queremos acordarnos. Después de convalecer en Sigüenza aún le quedan ánimos para conspirar con los opositores de este cacique, ya junto a su compañero Peloescombro, siendo ambos ‘molidos’ a palos. Repuestos, recalan en Almiruete, donde recibidos con mil amores por su alcalde pedáneo, el Trovador Astérix, participan en la Fiesta de Laudeo, cuyo fin es rendir honores a varias Damas de Honra. 

También pasan por Zarzuela de Galve, siendo testigos de la hermosa historia de amor de dos ancianos y llegan a un bosque de encinas en Iriépal en el que un grupo de aficionados radicales al fútbol les deja medio muertos tras importunarles don Quejote con sus enseñanzas, especialmente al hijo de uno de ellos al que aterroriza con la leyenda de Bartolo el Largo. Son rescatados por un lugareño gracias a cuya ayuda acaban siendo trasladados alHospital General Universitario. Aquí conocen a un hombre misterioso que tiene mucho que ver con su buen amigo el Trovador de Astérix, primer edil de Almiruete. En el centro hospitalario viven la experiencia de los internos del pabellón de psiquiatría. 

En el Hospital finaliza este I Volumen cuando nuestro ingenioso y peculiar don Quejote recibe su alta médica y se marcha a Madrid sin la compañía de su consorte Peloescombro tras romper relaciones. Esperemos en próximos capítulos el reencuentro de ambos personajes para seguir riéndonos de sus viajes e historias llenas de humor y situaciones hilarantes. 

Nos queda invitar a los lectores a  pasarlo bien leyendo esta brillante publicación, pedir a su autor, Luis Miguel, un enamorado de la literatura, autor de varias novelas, que complete los cuatro volúmenes proyectados, y, evidentemente, agradecerle el haber elegido Nueva Alcarria como periódico para publicar por capítulos esta historia desarrollada en nuestra provincia. Es un placer contar con su firma en nuestra nómina de colaboradores como no menos lo constituye el haber escrito estas líneas de preámbulo. La edición, a cargo de nuestro común amigo Antonio Herrera Casado, y las ilustraciones, dibujos espectaculares de una serie de artistas, hacen más atractivo aún el ejemplar que tenemos entre las manos y al que auguramos muchos éxitos.

Pedro Villaverde Embid
Director adjunto de Nueva Alcarria