sábado, 29 de abril de 2017

Crónica y Guía de la provincia de Guadalajara


Aparece en mayo de 2017 la tercera edición de esta obra, que es una referencia obligada para iniciarse en el conocimiento y estudios sobre Guadalajara.

El autor, Antonio Herrera Casado (Guadalajara, 1947) la comenzó a construir en 1978, un poco como acopio o base de datos personal, para tener todos los datos conocidos sobre las localidades de esta provincia. El trabajo fue intenso y permanente, allegando datos de los archivos, la bibliografía y los viajes del autor.

Tras varios años de trabajo, en 1983 quedó completada, y vio su primera edición, a cargo de la Diputación Provincial de Guadalajara. Pronto agotada, se hizo una segunda edición, apenas corregida, en 1988, esta vez a cargo de la Central de Trillo. Entre ambas ediciones se alcanzaron los 8.000 ejemplares de tirada, que han servido durante años como elemento inicial de cualquier estudio sobre los pueblos y las tierras de Guadalajara.

Agotada en el comercio la edición, el autor ha decidido sacar adelante una tercera entrega, una edición notablemente aumentada y totalmente corregida. Ahora en moderno formato digital, con su tamaño originario, de folio ampliado, y 1.200 páginas ilustradas a todo color. La edición, en formato PDF (Portable Document Format) grabado sobre soporte CD (Compact Disc), se incluye en un estuche plástico con carátula identificativa.

El libro presenta un prólogo de Camilo José Cela, una explicación del autor, y una amplia introducción sobre la historia, el arte y la naturaleza de la provincia de Guadalajara. Le siguen cuatro amplios espacios, referidos cada uno de ellos a las cuatro comarcas en que se divide la provincia: Campiña, Alcarria, Serranías y Señorío de Molina. En cada uno de esos espacios, y por orden alfabético, aparecen referidas las localidades que forman cada una de las comarcas, totalizando 460 referencias. Cada una lleva información acerca de su situación geográfica, evolución histórica, patrimonio monumental, costumbrismo y personajes.

El libro se completa con un índice general, un índice topográfico de localidades, un apéndice cartográfico con varias docenas de mapas relativos a España, Castilla, Guadalajara y algunos municipios, y finalmente unas Páginas Amarillas en las que se ofrecen de forma sucinta los principales datos de algunos temas monográficos como el estilo románico, la fauna y flora, la gastronomía, los museos, etc.

Esta edición, totalmente digitalizada, aporta un gran valor añadido, como es su estructura interactiva, que permite la consulta de cualquier población desde el índice topográfico, o bien acudir de inmediato a cualquiera de las comarcas, o partes fundamentales del libro, desde cualquier página en que se esté leyendo.


La “Crónica y guía de la provincia  de Guadalajara”, de Antonio Herrera Casado, es al fin un elemento de estudio y consulta imprescindible, ahora al alcance de todos. Editado en mayo de 2017, tiene 1.200 páginas en tamaño folio ampliado, un ISBN 978-84-17022-05-1, un Depósito Legal GU-50-2017, y un P.V.P. de 25 €.

miércoles, 26 de abril de 2017

Marcas de canteros en el románico de Guadalajara

Rosa, G.; Sousa, M.J.: Catálogo de signos lapidarios y gliptografía. Provincia de Guadalajara. Tomo I: El monasterio de Santa María de Monsalud. Tomo II: La Serranía. Tomo III: La Campiña. Formato PDF grabado sobre CD, incluido en estuche de plástico con carátula informativa. P.V.P.: 10 €. Ejemplar.

El trabajo minucioso, profesional, incansable, de Gerardo Rosa y de M. J. Sousa, consistente en la búsqueda, dibujo, y análisis de todas y cada una de las marcas de cantero existentes en los edificios románicos de la provincia de Guadalajara, es algo que debería reconocerse algún día de forma pública, porque tan silenciosos van por la vida que casi  nadie se ha percatado de lo que hacen.
Y ello es que, a pesar de ese silencio, y esa humildad en la tarea, el trabajo es consistente e importante, porque consiste en acudir ante todos y cada uno de los edificios románicos, fundamentalmente iglesias y monasterios, y darles un completo vistazo, una a una, en sus piedras. Fotografiar y dibujar las marcas encontradas, sumarlas en una base de datos, y sacar conclusiones de sus formas, repeticiones, y coincidencias con otros edificios cercanos o distantes.
Esta tarea se ofrece en libros (digitales, a todo color, y plenos de imágenes) que hasta ahora han alcanzado tres circunscripciones. La primera, se ha dedicado exclusivamente a un solo edificio, el monasterio cisterciense de Monsalud, tanto la iglesia como las dependencias monacales. La segunda, mucho más amplia, ha venido a estudiar todos los edificios románicos de la Sierra Norte de Guadalajara; y la tercera, más reducida, con apenas media docena de edificios, se ha entretenido en el mismo estudio pero de los edificios románicos que aparecen en la Campiña del Henares.
El lector, que ha de serlo a través de un ordenador o medio de lectura digital, se encontrará en cada caso con una introducción histórica y descriptiva del arte románico en la zona, a cargo de la propia empresa editora de los libros, que es AACHE Ediciones de Guadalajara. Y luego aparecen las plantas y la descripción de todos los edificios, con la relación fotográfica en y en forma de tablas de todas las marcas encontradas.

El misterio en torno a estos elementos gráficos del Medievo sigue estando vivo, todavía. Nadie ha llegado a dar una teoría total, e irrebatible, que explique su existencia ¿Por qué se tallaban, de forma al parecer aleatoria, pero fija, esos signos lapidarios, esas marcas que parecen ser el sello de un artista, de una cuadrilla quizás, de un origen común? No se sabe con certeza. En cualquier caso, la tarea de Rosa y Sousa es doblemente de agradecer, porque a pesar de esa inconcreción general, ellos siguen en el único camino que en este momento cabe, y que es en el de la recogida paciente, exhaustiva, de los testigos gráficos de esta aventura extraña y sorprendente, la de las marcas de cantero en el románico de Guadalajara.

viernes, 24 de marzo de 2017

Una historia de dentistas

Riva Fortuño, Mariano: “Historia crítica de la Cirugía yArte Dental”. Estudio introductorio a cargo de Francisco Javier Sanz Serrulla, académico de número de la Academia Nacional de Medicina de España. Y edición facsímil del original. Aache ediciones. Guadalajara, 2017. 232 páginas, ilustraciones, tapa dura. 17 x 24 cms. ISBN 978-84-17022-07-5. P.V.P.: 24 €.

Un nuevo volumen que añadir (este lleva el número 6) a la Biblioteca de “Clásicos de la Odontología Española”, dirigida por el académico doctor Francisco Javier Sanz Serrulla. Esta entrega nos ofrece completo y en facsímil, con un estudio previo del director de la colección, la obra de Mariano Riva FortuñoHistoria crítica de la Cirugía y Arte Dental”, que fue editada en Zaragoza exactamente hace un siglo, en 1917.
La obra tiene de interés la visión que hace el autor del estado que en ese momento presentaba la ciencia odontológica, haciendo su breve historia, y el repaso a la situación de la actividad dentista en toda Europa y América.
El estudio previo de Sanz Serrulla nos sitúa claramente el momento de la ciencia odontológica española a principios del siglo XX, y analiza la biografía del autor de la obra. En todo caso, un libro riguroso y que aporta a los interesados en la historia de la odontología los elementos suficientes para situarse en la evolución de sus estudios.

El libro, pulcramente editado, con tapa dura y dentro de la Colección “Clásicos de la Odontología española”, es una joya bibliográfica que de este modo se rescata.

domingo, 19 de febrero de 2017

El libro de los estorninos


Marco Alario, Marta: “El libro de los estorninos”. Aache Ediciones. Guadalajara, 2017. 84 páginas. ISBN 978-84-17022-04-4. P.V.P.: 12 €.

Aparece en el horizonte de la literatura provincial un nuevo nombre, en joven, en femenino, en positivo, en asombroso: la profesora de Literatura Marta Marco se lanza al ruedo de la poesía con esta ópera prima en la que no deja por contar y cantar.
Nada más abrir el libro, con una cuidada edición de Aache,  la página de Agradecimientos es un poema en sí misma, y apunta, de entrada, la capacidad de la autora para narrar, evocar, metaforizar y dar fuerza a los recuerdos de lo vivido.
Desde ahí nos colamos entre un sonar de pájaros y un crujir de ramas en la obra densa de esta autora, descubriendo desde el inicio que su voz es muy personal, sin interferencias, que ha leído mucho (porque es obligatorio leer mucho, leer a los otros, cuando se trata de crear) y sin embargo no le cuesta nada, a la hora de sentarse y escribir, ser ella misma: alegre, proyectada, fundamental en lo superficial y eje de todo giro. Pudiera decirse que Marta Marco ofrece en sus manos abiertas una gran carga de Cultura, de esa que (como la definía Ortega y Gasset) “es lo que queda después de haber olvidado lo que has aprendido”.
De la primera a la última página, este libro de losestorninos es un descubrimiento de su trayectoria vital. En la Introducción nos lo dice claramente: …si hay un hilo de seda conductor en los poemas que vais a leer a continuación, es que todos ellos son disecciones de mi vida… Y a continuación el lector se preguntará “¿Y a mí qué me imnporta la vida de esta persona? Y yo contesto: “Sí te importa”. Porque si una persona es excepcional, no te interesa lo que le haya pasado, es algo ue está fuera de tus cálculos y tus vivencias. Pero si esa persona es como tú, como yo, absolutamente normal, sí te interesa, porque lo que ella ha vivido, lo que ha sentido, lo que ha sufrido y esperado, es lo mismo que te ha pasado a ti. Y de este blog de experiencias ajenas, siempre se aprende, o conviene aprender siempre.



Al lector que dé el paso de abrir este libro y adentrarse por sus poemas, le auguro un rato feliz. Cuando se encuentre con cada uno de esos 38 “estorninos” organizados en 4 vuelos, y cuando lea lo que Marta nos cuenta de sus hijos, de sus alumnos, de su trabajo y de sus viaje. Cuando nos lance ese grito de “La suerte, esa…” o cuando se ponga rotunda y alce la bandera más alta y limpia de la poesía esencial, cantando al “Amor. A mar…” Son expresiones vívidas maravillosamente contadas.
El libro se convierte en perfecto cuando, además de leer las composiciones de Marta, vamos saboreando las ilustraciones de Nora Marco, o cuando leemos (conviene hacerlo al principio) las frases de Teresa Maseda en la contrcubierta, mirando esas cuantas fotos transgresoras de Ainhoa Ramos y analizando el Prólogo desvelador, revelador y explicativo que le pone al principio Marisa Peña. Un libro redondo, perfecto, y amable. Porque no lo olvidarás nunca tras haberlo leído.


A.H.C.

lunes, 13 de febrero de 2017

La sombra del sol

Juan Pablo Mañueco: La sombra del sol. Aache Ediciones. Guadalajara, 2017. 360 páginas, con ilustraciones. ISBN: 978-84-17022-03-7. P.V.P. 25 €.

Una obra que revela a un potente escritor, cuajado de erudición y recursos literarios, que nos traslada a un tiempo remoto y nos hace caminar en compañía de unos personajes que mezclan lo real con lo imaginario, en ambientes de hoy y de ayer. Un libro, en definitiva, en el que la definición de “realismo simbólico o veitiunismo” que el autor ha perseguido en otras obras suyas, se materializa finalmente en una contundente oferta novelada.

Los personajes son, nada menos, que el hidalgo manchego Alonso Quijano, su amigo el cura Pedro Pérez, natural de Sigüenza, y estudioso en aquella Universidad, y el escritor de novelas y piezas teatrales Miguel de Cervantes Saavedra, quien de Alcalá de Henares procede. Los tres caminan a trechos juntos, y el viaje que comienza “en un lugar de la Mancha”, les lleva por Toledo, Madrid y arriba a Alcalá, de donde parten, hacia Sigüenza, pero acabando su periplo (por el momento) en la Venta de Meco, junto a la orilla del río Henares.
En el Índice del libro ya se percata el lector de qué va el tinglado de la obra. Primera parte, “En un lugar de la Mancha”; segunda, “En un lugar de Alcalá”, y tercera (y última , por ahora) “En viaje hacia Sigüenza”. Hay una trama, que entretiene y aporta las ganas de seguir. Y hay, sobre todo, diálogos, varios, entre los protagonistas, dando al libro el sabor auténticamente cervantino del lenguaje y, sobre todo, la pauta clásica de la disquisición entre dos, enfrentando y emparejando las opiniones sobre diversos temas.

Como es un libro de Mañueco, que es fundamentalmente poeta, los poemas se suceden y salpican la obra. Tienen interés, belleza, fuerza y vienen al caso. Pero no son fundamentales.

Aporta muchas cosas este libro, pero especialmente ese olor, intenso, a realismo simbólico, a la esencia de lo que es pero pudiera haber sido de otra manera, de lo que sabemos que no ha sido pero aquí se demuestra que pudo haber ocurrido. Razones documentales incluidas. Se salpica la escena de personajes contemporáneos, y en todo caso mantiene el interés del lector a través de sus densas 360 páginas, y la admiración sincera por el subido tono literario, por el dominio de la lengua, por la elegancia de fórmulas y aconteceres.

La sombra del sol es, sin duda, el mejor libro de Mañueco, hasta el momento.